programa

EVOLUCIÓN EN EL SIGLO XXI CON SENSATEZ

Porque seguimos siendo el mejor club del mundo, el más grande y democrático. Esto no puede negarlo nadie ni tampoco se puede poner en duda. De hecho, es esta enorme fuerza social, patrimonial y deportiva, el gran activo barcelonista para la remontada en un momento lo bastante delicado como para dejar el club en las manos adecuadas, las más barcelonistas, las más sensatas y las más preparadas. Es necesario actuar racionalizando las decisiones, aportar nuevas fórmulas para evolucionar de acuerdo con los cambios en el mundo y llevar a cabo una transformación efectiva protegiendo especialmente los pilares del barcelonismo, que son nuestra pertenencia a una institución sostenida, históricamente, por una estructura familiar, un arraigo inquebrantable en el país y el orgullo centenario de ser más que un club, único en el mundo, que ha hecho bandera del "tant se val d'on venim" (no importa de dónde venimos).

Aunque los momentos son muy difíciles, basta con ordenar el club con sensatez (el "seny" catalán) y racionalizar los recursos para poder iniciar la adaptación necesaria al siglo XXI. El mundo cambia, se transforma, se adapta al contexto y el Barça también tiene que hacerlo. Ya no se puede depender totalmente de recursos externos como el turismo o las tiendas de los aeropuertos.

Encontraremos un club afectado gravemente por el impacto de la COVID-19 en los dos últimos ejercicios, 19/20 y 20/21, calculamos que con una reducción de ingresos de más de 200 millones anuales. Y es muy importante, clave para el Barça, tener en cuenta que al final las grandes y pequeñas decisiones deportivas acaban teniendo un peso y una repercusión financiera enorme. Dicho de otro modo, podremos fichar, si procede, a los mejores jugadores del mundo, podremos dar los servicios de calidad que los socios merecen y podremos empezar rápidamente las obras del “Espai Barça” para hacer realidad lo que se aprobó en referéndum y se ratificó en la Asamblea y que, sin duda, será la obra patrimonial más importante de la historia. El “Espai Barça” debe convertirse en una nueva fuente de recursos.

Hoy es posible hacerlo sin que afecte a las finanzas ordinarias ni tener que renunciar a destinar la totalidad de los recursos propios a la actividad deportiva, que es nuestra esencia, naturaleza y la máxima expresión de la identidad azulgrana, de todo lo que somos y representamos.

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram